jueves, 9 de marzo de 2017

Daniel Cuevas prepara su temporada


Con motivo de encarar la temporada de 2017, el matador de toros Daniel Cuevas ha toreado esta tarde, a puerta cerrada, tres becerras coloradas y un añojo negro mulato de la ganadería de José Luís Cuartero, de Pradilla de Ebro. 
De los cuatro ejemplares que han saltado al ruedo de la magnífica plaza de tientas que el torero tiene en su finca de Alagón, dos vacas han salido buenas: exigente una, noble y con recorrido y durabilidad la otra, mientras que la primera y el novillo han dado pocas opciones. Con las dos mejores, el torero ha disfrutado y nos ha hecho disfrutar. Se le ve cuajado y hecho. Con afición. A toreado hasta exprimir a las becerras quedándose muy quieto, experimentando pases y pisando terrenos que luego le permitirán afianzar su posición ante los toros. Esta tarde Daniel Cuevas ha toreado a placer, gustándose y gustando, y lo que haría falta es que en una plaza de responsabilidad pudiera sacar lo que lleva dentro y que hoy hemos podido ver los que estábamos en la tienta.
Pero las labores de campo, además de torear, que es algo grandioso en sí mismo, permiten charlar con los asistentes de lo que nos une, de toros y de naturaleza, de animales y de medio ambiente, así como de los festejos que se avecinan y en este caso no podía ser otro que el festival de Ricla, en el que junto a Diego Ventura, los hermanos Rivera Ordóñez y el novillero Jorge Isiegas, hará el paseíllo nuestro anfitrión Daniel Cuevas, que esta tarde ha estado acompañado de sus padres, además de Ignacio Gutierrez, alcalde de Ricla, y su esposa Rosa y el empresario de la plaza del municipio ribereño Ignacio Ríos, así como del ganadero José Luís Cuartero y otros amigos que han echado una mano en el laboreo de campo.
Después de todo lo anterior, cuando el sol se ponía por el horizonte, se ha dado por terminada la jornada con la satisfacción de haber vivido una tarde inolvidable.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada