lunes, 16 de octubre de 2017

Premios de la Feria taurina del Pilar de Zaragoza 2017

La noche del pasado domingo, día 15 de octubre, el jurado oficial se reunió para fallar los premios del ciclo pilarista de 2017 que fueron los siguientes:

Triunfador de la feria: Alejandro Talavante al haber cortado tres orejas en el festejo del día 13 con toros de Nuñez del Cuvillo.

Mejor faena: Enrique Ponce, por su labor ante el 4° toro de Juan Pedro el día 11.

Trofeo a la corrida mejor presentada: A Robert Margé, por el encierro lidiado el día 8.
Animal más bravo: "Palmero" de los Maños, novillo lidiado el dia 7 por Jorge Isiegas.

Mejor par de banderillas: A Iván García por el colocado al 6° toro del día 11.

Mejor puyazo: A Francisco Javier Sánchez por el recetado el día 7 al 4° novillo de los Maños.

Mejor estocada: A Gines Marín por la ejecutada al 6° toro el día 14.

Al valor: A Cayetano, por continuar con la lidia y muerte de su enemigo el día 11 a pesar de estar gravemente herido.

Asimismo el jurado expresa su preocupación por la falta de rigor en el palco presidencial en detrimento de la categoría de la plaza.

lunes, 4 de septiembre de 2017

La natural grandeza de Roca Rey en Ejea de los Caballeros

El domingo 3 de septiembre se lidió en la capital cincovillesa la corrida de toros que se aplazó el pasado 27 de agosto como consecuencia de la lluvia, y con más de media plaza cubierta, una buena entrada para las arenas ejeanas, se lidió una terciadita y anovillada selección de seis astados de Antonio Bañuelos, conocidos en el argot taurino como los toros del frío, que dejó estar a los toreros, que mostraron nobleza. pero que a excepción del tercero estuvieron faltos de fondo y de transmisión, de casta sería el concepto más adecuado.

Abría plaza -va pasando el tiempo- Alberto Álvarez, que se las vio con dos rivales a los que había que insistir mucho y eso es lo que hizo el torero, que incluso se llevó una voltereta demostrándose que los toros siempre son toros. Ante sus dos enemigos el espada estuvo voluntarioso y con ganas de torear, destacando en un quite por gallosinas también llamadas crinolinas o charrinas de buen trazo, pecando, quizá, de querer torear demasiado con la mano derecha sin la ayuda del estoque, lo que algunos llaman y yo me niego, naturales con la derecha. Al final se llevó una oreja de cada uno de sus enemigos que era a lo máximo que podía aspirar con ese lote.

López Simón sustituía al anunciado Cayetano que andaba todavía en Ronda celebrando el éxito de la tarde anterior y estuvo también voluntarioso y con ganas, buscando la senda de encontrarse a sí mismo en esa travesía que comprende el camino de la presión y de las faenas medidas por el número de pases. López Simón tuvo un toro facilón como su primero y un quinto bis de la misma ganadería que posiblemente fuese el más deslucido de la tarde. Cortó un apéndice del segundo y hubiera cortado otro del quinto si no hubiera habido fallo a espadas, pues el público de Ejea ayer era todo bondad.

La raya de la diferencia la marcó Roca Rey con el tercero, el mejor torete de la tarde, que en muchas plazas de primera no hubiera pasado como utrero pero que tuvo transmisión y durabilidad, bravura en resumen, al que el peruano toreó sólido y férreo, sobre todo en los naturales de trazo largo y poderoso que al aficionado le calaron profundo, cimentando una actuación sazonada lejos de esos pases cambiados por la espalda y esas arrucinas escalofriantes de otras tardes. Toreó estructurado y aunque se adornó en algún pasaje de la lidia, lo hizo como mero complemento a su magna actuación, cortando dos orejas merced a una estocada fulminante. Ante el sexto no pudo redondear la tarde pues se encontró con un toro que, al igual que sus hermanos, solo daba opción a un trofeo.

En resumen, la tarde fue entretenida aunque demasiado larga, siendo más interesante la primera parte que la segunda y complicada a partir del quinto que es cuando se encendió la luz artificial pues se nos comían unos mosquitos como tábanos de gordos que se dieron el gran festín.
El Presidente no contrarió al respetable y algunas cuadrillas se pasaron pidiendo trofeos para sus matadores, al igual que los mulilleros a los que se les vio el plumero.

lunes, 24 de abril de 2017

Resumen miniferia de San Jorge en Zaragoza


Los toreros del día 22 de abril

Rafaelillo se midió con un mansote del Partido de Resina que no le dio opciones en ninguno de los tercios y con un deslucido de El Ventorrillo que tras derribar del jaco a Esquivel le puso los pitones en el cuello y con el que solo pudo mostrar oficio. Al final cosechó silencio y aplausos que resumen perfectamente su labor en el ruedo, destacando ese recibo al cuarto con faroles de hinojos que cuajó en los gustos del respetable.

Román, se llevó en el sorteo los dos mejores toros de la tarde, que podían hasta haber sido premiados, especialmente un bravo Alcurrucén que soportó cuatro varas aunque se paró en el último tercio. Como “toro de la jota” saltó al ruedo zaragozano uno muy noble de Ana Romero al que picó soberanamente Iturralde y que le valió para conseguir el premio al mejor puyazo, el único que se otorgó en la tarde. Ante tales ejemplares Román estuvo voluntarioso y no siempre bien colocado, dio la vuelta en su primero con algunas protestas tras firmar una faena que se inició con mejores augurios que resultados finales, y se le silenció en el sexto, un toro santacolomeño noble y de buen tranco con el que no terminó de pulsar la tecla del temple.


Alberto Alvarez, toreó despacioso a la verónica  al parado Cuadri y se jugó las femorales con un Santa Coloma de Flor de Jara que cogía moscas y con el que le echó un órdago a la vida sin trucos de magia ni chisteras de doble fondo, protagonizando una actuación honrada que dignifica la profesión de torero y como consecuencia de la cual salió con la taleguilla hecha jirones y con un varetazo corrido en el muslo, pero con sus acciones al alza, poniendo de manifiesto la evolución que está experimentando el torero fruto del oficio adquirido y del entrenamiento realizado.

Los toreros del día 23 de abril

Curro Díaz tuvo en Zaragoza una tarde de las que no se olvidan fácilmente. Estuvo a punto de cortarle la oreja a su primero gracias a una serie de muletazos de receta clásica y logró las dos de su segundo como consecuencia de que el toreo desarrollado por Curro fue una mezcla de música clásica y flamenco, de violines y martinetes, con muletazos convertidos en obras de arte gracias a su pureza y a su expresión perfectamente armonizada. Con el público en el bolsillo al final de la faena ante el cuarto, el torero se tiró a matar por derecho enterrando una estocada entera pero saliendo cogido al hacer la cruz, quedando en el ruedo, apenas sin fuerzas, sentado en el estribo a la espera de que cayera ese “Incorregible” de Algarra que estaba herido de muerte pero que se agarraba a la vida con todas sus fuerzas. 

Recibidas las dos orejas y paseadas en una jaleada vuelta al ruedo, aun sin poder salir por la ganada Puerta Grande como consecuencia de la cornada recibida, el diestro entró en la enfermería donde se le detectó una “Herida por asta de toro a nivel de la cara interna del tercio medio del muslo derecho con orificio de entrada de 5 cm y dos trayectorias, una ascendente de 15 cm que desgarra fibras del músculo vasto interno y otra externa que tras superar el fémur llega hasta la cara externa del muslo de pronóstico grave”, pasando a la clínica Quirón.

Paco Ureña se presentaba en Zaragoza y tras pasar de puntillas ante su primer ejemplar se entregó ante un complicado quinto firmando una faena plena de valor y autenticidad que fue reconocida por el público mientras duró la faena pero no a la hora de conceder trofeos. A la hora de matar se tiró con decisión, llegando a salir trompicado, pero como tardó el toro en morir, la oreja que tenía ganada a ley enfrió al respetable y todo quedó en ovación, lo que molestó al torero que, sabedor de sus méritos, no terminaba de comprender que toda su labor quedase reducida a tan exiguo premio.

Quien se mostró con el perfil más bajo fue Ginés Marín, tan laureado en otras ocasiones en nuestra plaza, no pudo redondear la tarde, mostrando su lado más favorable con el sobrero que salió en sexto lugar que tenía el defecto de quedarse corto, con el que llegó a gustarse en determinadas fases de la faena aun sin llegar a trasmitir emociones relevantes.

Los toros del 22 de abril

Una corrida en la que se mide la bravura de un animal, constituye siempre una fiesta para el aficionado. Todo se prepara para que luzcan los astados y hasta los matadores son conscientes de que deben compartir protagonismo con el pilar fundamental de la fiesta que no es otro que el toro.
Se lidiaron seis ejemplares pertenecientes a dos encastes distintos como es el Gallardo y el Vistahermosa y dentro de éste tres subencastes más como pueden ser Domecq, Santa Coloma y Núñez. Había ganas de ver esta concurso, si bien la tarde no se redondeó del todo, pues si tenemos en cuenta que los premios al toro más bravo y al mejor lidiador han quedado desiertos, con eso queda dicho casi todo.
Los mejores astados que salieron al ruedo fueron los de Alcurrucén, lidiado en tercer lugar, que recibió cuatro puyazos y fue bueno en la muleta y el sexto, de Ana Romero, que no hizo una buena pelea en varas pero fue muy noble en el último tercio.

Los toros del 23 de abril

La corrida de Luís Algarra estuvo bien presentada pero le faltó casta y transmisión y le sobró mansedumbre y malas intenciones a alguno de ellos.

Resúmenes de crónicas aparecidas en Clarín (RNE) y Burladero.tv

domingo, 26 de marzo de 2017

Todos por la Puerta Grande en Ricla



Hoy se abría el cerrojo a la temporada taurina en Aragón y se ha hecho con un festival en la localidad zaragozana de Ricla, donde en las décadas de los 70 y los 80 Braulio Lausín, hijo de Gitanillo de Ricla, puso al municipio en el punto central de los festivales al que acudían toreros como Curro Romero, Paula, Antoñete, Espla o Juan Ramos entre otros muchos.
El festejo de hoy lo ha organizado la empresa de Ignacio Ríos a beneficio de la Residencia de Ancianos y, a juzgar por el lleno de no hay billetes que se ha colocado en la taquilla, ha acertado con un cartel que ha resultado del total agrado del respetable, pues la venta de entradas hoy ha sido total debido a las grandes expectativas que había en la tarde taurina que se avecinaba con nombres que relucen por si mismos como son los de los hermanos Rivera Ordóñez. Se han lidiado cinco novillos de González Sanchez-Dalp, de buena presentación pero de poco juego, lo que no ha sido causa suficiente para impedir que todos los actuantes hayan salido por la puerta grande del coso riclano, merced, en buena parte también, a la dadivosidad del alcalde que actuaba como Presidente y que ha querido que los toreros que acudían a su localidad se fuesen contentos de la plaza.
Abría cartel Diego Ventura, que quizá no haya estado acertado al ponerle un segundo rejón de castigo a su oponente, pues se le ha parado más de lo que se esperaba. Su actuación en conjunto ha sido voluntariosa y lo mejor ha salido de los momentos en los que ha montado a Roneo, un caballo que torea hasta con el rabo y se conjunta perfectamente con su jinete dando espectáculo  y acariciando la cara del toro . En general hemos visto a un Ventura con ganas de agradar pero sin la chispa de otras veces cuando los toros que tiene enfrente colaboran más. Ha matado rápido y ha logrado dos orejas y rabo.
A pie Rivera Ordóñez se ha mostrado dispuesto. Ha banderilleado con acierto, especialmente en el tercer par al violín, y con la muleta lo ha intentado con suerte desigual pero siempre con el favor del respetable. Ha tardeado con la espada y a sus manos han llegado dos trofeos.
Su hermano Cayetano, torero con altas capacidades que, aun sin haber estado en uno de sus mejores días ha sabido perfumar la tarde con gusto y estética al componer la figura armonizando los muletazos. Ha gustado su concepto de verónicas clásicas y naturales largos acompañando al toro hasta el final, pero al no llevar afilados los aceros su premio quedó en dos orejas.
El novillo de menos clase se lo llevó Daniel Cuevas, matador de Alagón que torea poco pero que tiene un concepto clásico de la lidia. Hoy ha mostrado oficio y ganas de agradar que era lo único que se podía hacer, siendo aplaudido por sus paisanos en los desplantes y cuando echaba la rodilla a tierra. No ha abrochado la tarde con acierto estoqueador y ha obtenido dos orejas.
Cerraba terna Jorge Isiegas, prometedor novillero que apodera Ignacio Zorita que cortó una oreja en la pasada feria del Pilar y que hoy ha armado el lío con el capote desde su recibo con un farol de rodillas, siguiendo con las tafalleras hasta rematar con una espléndida media en la boca de riego. Con la muleta se ha lucido por ambos pitones con una faena bien estructurada y de muletazos largos que se ha estrellado contra la escasa transmisión del novillo. Ha levantado la plaza como consecuencia del pundonor mostrado, pues con arrojo y valentía ha sabido ganarse al público, tanto con el capote como con la muleta, acabando su labor con un gran pase de pecho. Ha matado de entera saliendo trompicado, necesitando de varios descabellos para concluir con el novillo muy tapado que no enseñaba la muerte y hasta sus manos han llegado las dos orejas y el rabo del último Sánchez-Dalp de la tarde.
Texto: Daniela Martínez y Paco Martínez
Foto: Carmen Martínez


jueves, 9 de marzo de 2017

Daniel Cuevas prepara su temporada


Con motivo de encarar la temporada de 2017, el matador de toros Daniel Cuevas ha toreado esta tarde, a puerta cerrada, tres becerras coloradas y un añojo negro mulato de la ganadería de José Luís Cuartero, de Pradilla de Ebro. 
De los cuatro ejemplares que han saltado al ruedo de la magnífica plaza de tientas que el torero tiene en su finca de Alagón, dos vacas han salido buenas: exigente una, noble y con recorrido y durabilidad la otra, mientras que la primera y el novillo han dado pocas opciones. Con las dos mejores, el torero ha disfrutado y nos ha hecho disfrutar. Se le ve cuajado y hecho. Con afición. A toreado hasta exprimir a las becerras quedándose muy quieto, experimentando pases y pisando terrenos que luego le permitirán afianzar su posición ante los toros. Esta tarde Daniel Cuevas ha toreado a placer, gustándose y gustando, y lo que haría falta es que en una plaza de responsabilidad pudiera sacar lo que lleva dentro y que hoy hemos podido ver los que estábamos en la tienta.
Pero las labores de campo, además de torear, que es algo grandioso en sí mismo, permiten charlar con los asistentes de lo que nos une, de toros y de naturaleza, de animales y de medio ambiente, así como de los festejos que se avecinan y en este caso no podía ser otro que el festival de Ricla, en el que junto a Diego Ventura, los hermanos Rivera Ordóñez y el novillero Jorge Isiegas, hará el paseíllo nuestro anfitrión Daniel Cuevas, que esta tarde ha estado acompañado de sus padres, además de Ignacio Gutierrez, alcalde de Ricla, y su esposa Rosa y el empresario de la plaza del municipio ribereño Ignacio Ríos, así como del ganadero José Luís Cuartero y otros amigos que han echado una mano en el laboreo de campo.
Después de todo lo anterior, cuando el sol se ponía por el horizonte, se ha dado por terminada la jornada con la satisfacción de haber vivido una tarde inolvidable.






lunes, 24 de octubre de 2016

Resumen de la Feria del Pilar y actividades de otoño

Finalizada la feria del Pilar llega el tiempo de efectuar los análisis de la misma.
Económicamente el ciclo ha sido bueno, pues según datos de la empresa, han pasado por la Misericordia, entre el 8 y el 16 de octubre, un total de 131.497 espectadores para asistir a las corridas de toros y a los festejos populares, lo que supone un 10% más que el año 2015, en el cual ya se experimentó un incremento con respecto al 2014 de un 20% más.
Con estos datos se constata que la feria del Pilar sigue creciendo y que el trabajo de la empresa está recogiendo la cosecha sembrada, pues la feria ha tenido momentos de gran nivel como la faena de Ponce al buen Juan Pedro, al que se le dio la vuelta al ruedo, que será una de las que se le recuerden siempre al maestro de Chiva y la corrida de Núñez del Cuvillo con Padilla, Morante y Talavante que ha sido de las más completas de la temporada, en la que hubo de todo y con final feliz, si bien un tanto pasado por agua por la cerrazón del Presidente en no conceder el segundo trofeo al jerezano que se había ganado a sangre y fuego, lo que no quita para que entre los citados hayan acaparado los principales trofeos del jurado oficial de la feria: Ponce la mejor faena, Talavante triunfador del ciclo, Padilla campeón del valor y mejor estocada y Cuvillo mejor encierro y toro más bravo, de nombre Rescoldito y lidiado por el ciclón el día 15 en sexto lugar, siendo Morante el único que queda sin premio fehaciente de ese ramillete de actores principales.
Pero aunque los éxitos dan fuerza para continuar, hay margen de mejora en las ganaderías que se contratan y se debe intentar llevar más gente a la plaza el día del Pilar, fecha en la cual este año se vio demasiado cemento.
En general Simón Casas está contento con Zaragoza y ahora ha anunciado que apostará por la feria de abril de san Jorge, con carteles de figuras para meter gente en la plaza y recuperar un ciclo que no está en su mejor momento.

Así pues, finalizados los pilares, llega ya un período invernal que tradicionalmente es aprovechado por los aficionados para programar actos con los protagonistas de la fiesta. Por tal razón, ayer sábado se le rindió un homenaje a la ganadería de los Maños en la Casa de Andalucía y para el próximo 12 de noviembre, en el mismo lugar, se hará entrega de los premios a los Valores en Tauromaquia, que en esta ocasión han recaído en el matador de toros Juan Mora, al que se le entregará el III premio Juncal a la torería andante; a la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña por su gestión profesional y a la peña La Montera por el apoyo a la afición y a la difusión de la cultura taurina.

Crónica aparecida en el programa Clarín de RNE, Radio 5 el 23/10/2016
http://www.rtve.es/alacarta/audios/clarin/clarin-domingo-23-10-2016/3768180/
Fotos Carlos Moncín, Luís Alberto Simón y Teseo Comunicación.



martes, 11 de octubre de 2016

LECCIÓN MAGISTRAL DE ENRIQUE PONCE SIN HABER CORTADO OREJAS ANTE UN JUAN PEDRO DE VUELTA AL RUEDO


Podría haber otros titulares como Eclipse Ponce o La tarde que vi al maestro en Zaragoza y es que el de Chiva ha estado en la Misericordia inconmensurable.
Los aficionados se abrazaban en los bares de tapeo después del festejo y hasta los más exigentes se han rendido a la sabiduría de un Ponce fino, estético, lidiador y rebosante de temple que ha hecho muy bueno al buen juanpedro, al que incluso se le ha dado la vuelta al ruedo. 
Desde el arranque de faena hasta el larguísimo saludo final, el torero ha estado en un estado de gracia que solo figuras como él son capaces de alcanzar, haciendo palpitar los corazones y perfumar los sentidos.
Toreo puro en su máxima expresión, regado de aroma de tauromaquia añeja llevada a cabo con una intensidad que solo los que estábamos en el ruedo seremos capaces de sentir.
Hoy Ponce se ha recreado en el toreo eterno y ha emocionado tanto a la Misercordia como solo los elegidos saben. El veterano maestro de Chiva es muy grande y cuando pasen los años y los siglos su sabiduría estará en la misma galería que la de Joselito el Gallo o Domingo Ortega.
Después de tamaña faena, Zaragoza empujaba con fuerza los aceros para sublimar lo ocurrido, pero las musas no querían que saliese a hombros del bicentenario coso el gran Ponce y ellas se lo han perdido porque la vuelta al ruedo del valenciano y la ovación posterior han sido de las que no se olvidan. Zaragoza es tuya , maestro.
Como compañeros de terna ha estado un Cayetano que lo ha intentado y un López Simón que se ha justificado y hasta ha cortado la oreja del tercero.